Home

¿Todavía piensas que tienes buenas excusas para no probar la modelización de la información en la construcción (Building Information Modeling- BIM)? Hemos oido todo tipo de excusas: “Es demasiado difícil”, “Es muy caro y no me lo puedo permitir”, “No lo necesitamos en nuestro estudio”… Pero todo esto son solamente excusas, no razones. De hecho, apuesto lo que quieras a que estás más preparado de lo que piensas. Aquí hay cinco razones del por qué:

1. De hecho, ya estás pensando en BIM

Quizás no lo sabes, pero ya estás utilizando BIM, al menos la parte de “información de la construcción”. Cuando un técnico está pensando en una edificación, no piensa en las líneas de 2D. Piensas en objetos reales –paredes, ventanas, puertas, pavimentos-. Sabes como unirlos entre ellos, qué relaciones pueden haber entre ellos, qué elementos soportan a otros. Y sabes qué? El BIM también lo hace. Porque precisamente el BIM está basado en el que denominamos objetos, todo el que existe en el modelo –el que hemos conocido hasta ahora como proyecto- sabe lo que es. Las paredes actúan como paredes, las puertas actúan como puertas. No son una colección de líneas. Y esto quiere decir que las puedes manipular de la misma forma que lo hacen en el mundo real, y esto es lo que emerge del flujo de trabajo de tu proyecto.

2. El BIM mejora la coordinación

En cualquier ámbito de la Edificación –sea Arquitectura, Ingeniería, Construcción- necesitas la capacidad de entender lo que está sucediendo en tres dimensiones. Si mueves una pared en planta, necesitas saber que también lo hará en los alzados. Si cambias la medida de una viga, necesitas saber como afectará en las secciones. BIM ayuda a gestionar –con secciones “vivas” y alzados en tiempo real que instantáneamente reflejarán los cambios en otras vistas. Sí, es posible que tengas que seguir o perseguir un cambio en las diferentes vistas, pero serás capaz de “ver” inmediatamente los cambios y esto te hará ahorrar tiempo y recursos durante el trabajo.
Puede pasar que mientras estás añadiendo vigas en una cubierta de un centro comercial y hayas acabado el proyecto, lo controles en 3D. A menudo incorporamos estructuras bajo o sobre de los pórticos existentes (que no eran “visibles” en el plan original) e interfieren su puesta en obra. La coordinación 3D ha significado poder arreglarlo durante la fase de diseño, pero si hubiéramos seguido trabajando en 2D no hubiéramos podido encontrar este problema hasta que nos encontráramos en la obra.

3. El BIM cuida de los detalles

Además de la coordinación “en vivo” de secciones, plantas y levantados, el BIM ayuda a tener todo en orden, limpio y pulcro. Necesitas cambiar un detalle? Ningún problema. Solamente necesitas cambiar el detalle y en las mediciones aparecerá actualizado automáticamente. El mismo se puede hacer si necesitas cambiar un número de un elemento, un precio, una medición… Imagínate, ya no tendrás ningún problema para controlar y contabilizar un cambio!
Haciendo un resumen de los beneficios que produce el BIM, podríamos enumerar los siguientes: la reducción de riesgos al dotar de mayor visibilidad el diseño y construcción de interfaces y actividades, la mejora de la seguridad mediante un mayor conocimiento de la construcción y una fácil revisión de datos complejos, la reducción de errores utilizando una sola versión de modelos, dibujos y documentación, la mejora de la colaboración a través de la utilización de la responsabilidad para un proyecto común a ser desarrollado por diferentes agentes de la construcción, la pérdida mínima de información entre fases del proyecto, la avanzada tecnología que se incorpora y la interoperabilidad de datos y su movilidad. Hablaremos en próximas ocasiones de cada uno de estas ganancias y las cuantificaremos.
Cuantificarlos es importante porque su implementación esté sobradamente justificada. Sin embargo, esta justificación ha traído a que ninguna institución o estudio serio ha dejado de lado el BIM una vez puesto en marcha. Las instituciones públicas, por el ahorro y cantidad de información que genera. Las estructuras profesionales, por el gran retorno y fiabilidad que el BIM les produce.

4. El BIM es bueno para tu despacho, y mejor para tu cuenta de resultados

El BIM no es ninguna nueva tecnología. De hecho, el software Revit tiene más de 10 años de historia, aunque no lo reconoceríamos respecto a las primeras versiones. Y lo mismo sucede con los otros softwares: Archicad ya nació hace 20 años como un software 3D donde no dibujabas líneas sino muros directamente, Bentley proviene del mundo industrial y siempre ha sido capaz de relacionar dibujo y los costes que significaba dibujar algo y Allplan estructuraba los planos según capítulos. En paralelo a la creciente adopción del BIM, tendrás cada vez más el requerimiento de utilizar BIM por parte de tus clientes. hay licitaciones públicas que ya otorgan puntos a las constructoras BIM, han concursos oficiales donde piden que los equipos hayan trabajado en BIM y han promotores que exigen a los Projects Managers que dispongan dentro de su equipo de un BIM Manager si quieren optar a un trabajo por un nuevo centro comercial. Imagina si tu respuesta fuera: “Y tanto, llevo mucho tiempo modelando en BIM.” No crees que serías uno de los escogidos? Lo que es seguro, es que todas estas ofertas y estas convocatorias no entrarán en tu despacho si no trabajas con BIM.
Entonces, la pregunta ya no es si tengo que trabajar en BIM o no, sino cuánto tiempo podré aguantar sin hacerlo. Cuánto tiempo me podré permitir perder clientes por el hecho de no usar el BIM? Tú decides.
Ya no estamos hablando solamente de documentación o presupuestos o planificación. Es que teniendo tu edificio modelado en tres dimensiones, tal como se construirá, provee un recurso instantáneo para poder visualizar el producto final en todas sus dimensiones.
La industria de la construcción está llegando a ser impulsada por las nuevas tecnologías, y el BIM la ayudará a mantenerse al día con ella.

5. BIM es una inversión que vale la pena

No cometas ningún error: la transición hacia trabajar con BIM es una inversión, en tiempo y dinero. Sí, existe una curva de aprendizaje. Sí, probablemente gastarás más tiempo en tu nuevo modelo 3D del que estás acostumbrado. Sí, cuesta más que el software de 2D que estás utilizando ahora. Pero en cuánto valoras tu tiempo? Cuando divides el coste del software por el número de horas que ahorras con él durante el año, podrás observar que el que inicialmente parece una compra costosa se transforma ahora en una herramienta valiosa. Después de la compra inicial, probablemente pagarás por la suscripción o mantenimiento del software con pocas horas de las que facturarás cada año.
Este paso requiere un poco de visión a largo plazo porque tendrás que destinar tiempo a aprender y formarte antes de que puedas ahorrar tiempo de trabajo, pero no olvidarás todas las otras maneras que te harán ahorrar tiempo: cada coordinación, cada as-built, cada cambio, cada modificación, cada incorporación, cada detección de una incoherencia, cada identificación de algo que carece, será una llamada de menos, un desplazamiento evitado, una pérdida de tiempo ahorrada. Y un promotor más contento. Sin inversión, no hay ganancias.

6. Por qué son los técnicos  de la edificación el perfil que puede sacar más jugo del BIM?

Porque es el personaje que sabe como se construye realmente un edificio, porque es el que mide y pone precio a cada elemento, porque es el que conocerá como acabará la obra,
Si en el sector de las start-ups se dice que lo principal es pasar de la idea a la realidad, es el técnico el que cada día tiene como misión este objetivo con un proyecto y la obra: pasar de las ideas formalizadas a un edificio real en tres dimensiones en un emplazamiento concreto construido por un contratista o un constructor.

7. Pensando al ir hacia el BIM?

Hay muchas razones para ir hacia el BIM, pero es difícil determinar cuál es la más importante. Quizás el hecho de trabajar de forma más eficiente. Quizás por la transparencia a que obliga para conectar todos los procesos. Quizás para trabajar sin desperdicios de tiempo ni de recursos. Quizás para, por fin, traer la industrialización hacia uno de los sectores más productivos pero menos tecnificados. Quizás por que si todo se mueve gracias a las tecnologías de información y comunicación, por qué no lo tendría que hacer la construcción?
Nos encontramos ante una realidad nueva, el BIM no será una evolución de maneras de hacer. Si el cambio del estilógrafo y el paralex hacia el ordenador y el plóter ha sido una manera de cambiar la forma de trabajar, el BIM será el cambio de paradigma de todo el sector.
A partir de ahora tocará estar relacionado con otras disciplinas, trabajar de forma colaborativa, contratar de otro modo… no es esto una revolución?

 

Por Ignasi Pérez Arnal, fundador de BIM Academy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s